mayo 3

AUTOCUIDADO Y BIENESTAR

Esta situación de confinamiento es algo nuevo y desconocido para todos, nos genera incertidumbre, se nos escapa de nuestro control y puede generarnos emociones contradictorias; Por ello, es importante expresarlas y gestionarlas para mantener una buena salud.

En todo cambio, por difícil que parezca siempre existen oportunidades de aprender y avanzar como personas y sociedad.

El autocuidado es la decisión o acción que la persona realiza en beneficio propio y que tiene gran importancia para ella. Entre las acciones para el autocuidado se encuentran: la alimentación saludable, el manejo de estrés, el cuidado de las relaciones familiares y sociales, el ejercicio físico y la capacidad de adaptación a los cambios

Disfrutar de los momentos y verbalizarlos es la manera de transmitir emociones positivas que marcan el autocuidado y el bienestar de uno mismo y el de nuestro entorno más cercano.

Para fomentar el autocuidado es imprescindible el conocernos a nosotros mismos porque lo que está bajo nuestro control, es lo que podemos cambiar, gestionar y nos podemos responsabilizar de ello… del resto no.

El Bienestar es un estado de satisfacción personal, de comodidad, y de confort, que de forma separada o conjunta considera como positivos y/o adecuados aspectos tales como la salud o bienestar psico-biológico, el éxito social y económico, el éxito profesional, el placer personal, la alegría de vivir, la armonía consigo mismo y con el entorno, la sensación de sentirse realizado por haber podido alcanzar ciertas metas. Existen dentro del concepto varios tipos o clases que desarrollamos a continuación:

El Bienestar físico es la práctica de hábitos de aseo personal, orden, alimentación, ejercicio que en estos días se nos puede descontrolar. Para lograrlo es importante fomentar una buena planificación de horarios, no descuidarnos.

El Binestar emocional es la experiencia de sentirse bien y con tranquilidad. Nos ayuda a comprender de qué manera podemos gestionar nuestras propias emociones. También nos ayuda a saber cómo utilizarlas, para establecer positivas relaciones con los demás e interpretar adecuadamente sus comportamientos.

El Bienestar social / digital: Os proporcionamos algunas pautas sencillas y eficaces para que todos podamos adaptarnos al entorno digital necesario en estos momentos, de una manera sana y respetuosa:

  • Fomentar un ambiente de confianza y empatía en el hogar para que los adolescentes puedan expresar sus inquietudes y plantear su punto de vista. Entender sus necesidades y acompañarlos según su nivel de madurez, para que puedan acceder a contenidos seguros y aptos para su edad.

  • Evitar una actitud inflexible frente al uso de pantallas: En su lugar, podemos trasmitirles que no es saludable conectarse a todas horas, y que cambiar de actividad nos permite, por ejemplo, descansar la vista y la postura.

  • Dar prioridad a las actividades diarias básicas: Se deben respetar los horarios para dormir y comer, así como para realizar las obligaciones domésticas y escolares: aunque la situación sea excepcional, no debe servir de excusa para olvidar estas rutinas y dejarse llevar por el impulso no justificado de uso de Internet y dispositivos.

  • No distraerse y fijar objetivos: Cuando se esté utilizando Internet para tareas escolares, es preferible que no usen las aplicaciones de mensajería ni las redes sociales ¡Sólo les servirán como distracción! Deben concentrarse en su objetivo.

  • Dar ejemplo: Los menores tienden a imitar los comportamientos que ven en sus padres y otras personas de referencia y no tendrán en cuenta nuestras pautas si no ven que actuamos con mesura y autocontrol con los dispositivos durante estos días.

  • Gestionar adecuadamente el tiempo del uso de dispositivos electrónicos: Por ejemplo, usando herramientas como pactos familiares y control parental que permiten establecer normas y límites de uso, y facilitan el dialogo, permitiendo plantear dudas, preocupaciones e intereses.

  • Dedicar algunos ratos a compartir en familia actividades en las que se usan dispositivos electrónicos, ya sean educativos, culturales o lúdicos. puede ser una oportunidad única para el fortaleciendo del vínculo familiar.

Es fundamental crear bienestar físico, social y emocional en la adversidad. Debemos percibirlo como una oportunidad para el crecimiento de uno mismo.

Es un tiempo para el autocuidado y bienestar personal y familiar, para cuidar de los que más cerca tenemos y conectar con aquellos que no tenemos cerca.



Copyright 2020. All rights reserved.

Publicado 3 mayo, 2020 por orientadioce in category "Bachillerato", "Coronavirus", "Educación Secundaria Obligatoria", "Sin categoría