Oración del día



Del Evangelio de San Marcos (Mc 12, 35-37)

En aquel tiempo Jesús, enseñando en el templo, preguntó: "¿Cómo pueden decir los maestros de la ley que el Mesías es hijo de David? David mismo, inspirado por el Espíritu Santo, dice: El Señor dijo a mi Señor: Siéntate a mi derecha hasta que ponga a tus enemigos debajo de tus pies. Pues si el mismo David le llama Señor, ¿cómo puede ser hijo suyo?". Y la multitud lo escuchaba con sumo gusto. PALABRA DE DIOS




Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestras condiciones de uso. Aceptar