Oración del día



Del Evangelio de San Marcos (Mc 12, 18-27)

En aquel tiempo, se le acercaron a Jesús unos saduceos, que niegan la resurrección, y le preguntaron: "Maestro, Moisés nos escribió: Si el hermano de uno muere dejando mujer sin hijos, su hermano debe casarse con la viuda y dar descendencia a su hermano. Eran siete hermanos. El primero se casó, y murió sin dejar hijos. El segundo se casó con la viuda, y murió sin dejar descendencia; e igualmente el tercero. Ninguno de los siete dejó descendencia. Finalmente murió también la mujer. En la resurrección, cuando resuciten, ¿de quién de ellos será mujer? Porque los siete la tuvieron por mujer". Jesús les dijo: "Estáis en un error, porque no entendéis las Escrituras ni el poder de Dios. Porque, en la resurrección, ni los hombres ni las mujeres se casarán, sino que serán como ángeles en los cielos. Y acerca de la resurrección de los muertos, ¿no habéis leído en el libro de Moisés, en lo de la zarza, cómo le dijo Dios: Yo soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob? No es un Dios de muertos, sino de vivos. ¡Estáis en un grande error!" PALABRA DE DIOS.




Esta web utiliza cookies. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestras condiciones de uso. Aceptar