Instalación de la App Savia Digital en Ubuntu 18

Este año comenzamos con novedades. ¡El acceso a los libros digitales ha dejado de funcionar! Una vez validados el mensaje siempre es el mismo “No dispone de conexión!” y sin embargo en el panel superior nos indica lo contrario: “CONECTADO”.

Al parecer (según la comercial que nos atendió) han tenido algún problemilla de “hackeo” en sus servidores así que por ahora hay que acceder de otra manera…

Mientras se soluciona el problema se puede seguir accediendo al contenido de los libros digitales que tuviéramos licenciados mediante la página: https://login.educamos.sm/

… la misma a la que nos redirige la página que usábamos antes: http://www.smconectados.com/ y que ha dejado de estar operativa.

Una vez iniciada la sesión en la página podemos pulsar sobre la flecha negra de la equina superior derecha para acceder a la descarga de la App y poder disfrutar de los contenidos sin conexión:

Selecciona la descarga apropiada en función de tu sistema operativo. En nuestro caso la de Linux:

Primer disgusto: la última versión de la App para linux sólo está disponible para 64bits! Así que aprovecharé para actualizar los equipos que tenemos a Ubuntu 18 de 64bits.

Una vez descargado (y suponiendo que tenemos el sistema de 64bits) abre un terminal y muévete a la carpeta donde lo hayas descargado, dale permisos de ejecución, ejecútalo y cuando termine borra el archivo de instalación:Ya tenemos el icono de “Savia” en el escritorio, hacemos click para abrilo y !SORPRESA! … nada … ¡¡¡NO FUNCIONA!!!!

Mosqueado por el asunto decido abrir de nuevo un terminal y tratar de ejecutarlo desde ahí:

Ajá! Localizado el problema. El que empaquetó el programa de instalación no tuvo en cuenta las “dependencias” de componentes del sistema para que funcionase y que se instalasen automáticamente (como hacen los paquetes de instalación bien hechos). Así que toca arreglarlo manualmente:

sudo apt install libgconf2-4

Una vez terminado el proceso volvemos a ejecutar el icono de “Savia”…. y ahora sí, como puede verse en la imagen que encabeza este artículo.