PolaPi: homenaje a las Polaroid basado en una Raspberry Pi

Los proyectos que surgen a partir de la Raspberry Pi siguen sorprendiéndonos, y en esta ocasión lo que nos llega es una cámara fotográfica llamada PolaPi gestionada por la Raspberry Pi que no solo permite capturar las imágenes, sino que además las imprime en blanco y negro gracias a una pequeña impresora térmica integrada en el dispositivo.

polapiPuede que el diseño sea tosco y que los resultados discretos, pero PolaPi vuelve a demostrar la versatilidad de la Raspberry Pi, que combinada con varios elementos adicionales de bajo precio se convierte en una forma divertida y rápida de obtener copias físicas de nuestras fotos tal y como lo hacían -y lo siguen haciendo- las legendarias Polaroid.

El montaje, al alcance de cualquiera

No es el primer proyecto de este tipo que surge en el mercado, y los propios desarrolladores de PolaPi explican como la idea surgió de la cámara PrintSnap, de Polatherm y de PiPrint, todas iniciativas que perseguían un objetivo similar.

Los componentes necesarios son los siguientes:

En HackADay.io explican todo el proceso de montaje que incluye la instalación de la distribución Linux, los programas de gestión de la cámara para poder ver la imagen a capturar previsualizada y, desde luego, el pequeño programa en Java -cuyo código está en GitHub– necesario para imprimir en la impresora térmica la imagen. El resultado es como decimos modesto, pero eso no quita para que sea igual de genial.

Artículo original en xataka.com