No sólo de Ubuntu vive el Equipo TIC: Debian y Android

Los Colegios tienen aún un gran número de ordenadores en las aulas relativamente antiguos y con recursos limitados: Pentium IV 2-3 Mhz, 512Mb-1Gb RAM, tarjeta de vídeo Intel integrada sin aceleración 3D con 8-12Mb compartidas, discos duros entre 20 y 40Gb, monitores de 1024×768 pixels (algunos CRT), etc…

Ubuntu funciona, pero la experiencia multimedia (imprescindible en un centro educativo) deja bastante que desear en cuanto se le «fuerza» un poquito. En su momento probamos las versiones más «light» cómo Lubuntu o Xubuntu, mucho menos exigentes en recursos, pero con resultados similares.

Seguimos manteniendo la apuesta por soluciones libres, con programas actualizados y probados. Eso nos ha llevado esta semana a probar otras propuestas como Debian o Andriod x86 (sí, sí, el de las tablets y los móviles).

lubuntu xubuntu-logo debian androidx86

Andriod x86

nos ha parecido una opción interesante a medio plazo. Por ahora está muy «verde» para utilizarlo en el día a día y no funcionan todas las aplicaciones disponibles equivalentes a sus hermanos «móviles». Quien quiera saber más puede leer los siguientes artículos:

Si alguien decide probarlo (puede arrancar desde un USB, o en una máquina virtual) que instale la aplicación «App List For Android x86» como referencia para saber que tiene disponible.

android1 Menú de aplicaciones

android2 Navegador web

Además no es compatible aún con dispositivos táctiles y/o pizarras digitales, ni con el software educativo del que disponen ahora mismo los Colegios.

Debian 7.5

se muestra como la mejor opción. Es la base sobre la que se han construido otras muchas distribuciones (incluyendo Ubuntu), y destaca por su estabilidad, seguridad y soporte de la «comunidad», siendo considerados por muchos como el Linux mas «puro». En su «contra» tiene el no proporcionar directamente las versiones más actualizadas de muchos de los programas que utilizamos, como VLC, LibreOffice, Gnome o el propio kernel (núcleo) del sistema, pero las que tiene funcionan perfectamente y están más que probadas.

Siendo Linux existe la posibilidad de personalizarlo a nuestro gusto (que será lo que hagamos), aunque esto requiere de un mayor conocimiento del sistema por parte del usuario, siendo poco intuitivo, que no difícil. Entre otras soluciones: repositorios «backports».

Por ahora las pruebas están sobre una máquina virtual, donde está actualizándose y ajustando para optimizar su funcionamiento. El arranque es rápido y el consumo de memoria contenido.

Captura de pantalla de 2014-06-01 22:50:48 LibreOffice y navegador

Durante los próximos días veremos cómo se comporta en los equipos de prueba. Ya os comentaremos los resultados.